La importancia de las copias de seguridad

Tu tranquilidad, nuestro éxito

La importancia de las copias de seguridad

La importancia de las copias de seguridad tienen una relevanciaesencial en el mundo empresarial, pero también en el mundo particular. Debemos buscar siempre la confiabilidad y accesibilidad a dichas copias de seguridad para tener la certeza de que estarán disponibles en el momento de necesitarlas.

Importancia histórica

La importancia de las copias de seguridad, desde los comienzos de la historia, los seres humanos vienen produciendo más información de la que se puede guardar con los medios disponibles. Ésta sobregeneración de información provoca que la que es realmente útil o necesaria en muchas ocasiones se pierda tras un desastre.

Un ejemplo penoso de ésta pérdida de conocimiento por parte de nuestra especie lo podemos encontrar en la biblioteca de Alejandría. Donde su incendio accidental por las tropas de Julio César provocó, según Seneca, la destrucción de unas 40.000 obras.

Para evitar que desastres naturales, la degradación o la misma mano humana destruyan conocimiento, uno de los métodos más confiables son las copias de seguridad. Esto es, tener réplicas del contenido en lugares distintos del original.

Desde la invención de la imprenta, además, la generación de copias de obras originales se ha vuelto mucho más sencilla y extendida. Dado que la parte más complicada de crear y asegurar el conocimiento ha dejado de ser la de asegurarlo, dando muchas más opciones a la parte creativa del mismo.

En un primer momento, esta facilidad de copias dió como resultado la necesidad de creación de leyes de propiedad intelectual. En España, por ejemplo, se daban desde 1558, por el Consejo de Castilla, privilegios de impresión para permitir a los autores originales ser remunerados por sus obras. Pero más allá de eso también permitió evitar la destrucción de obras y documentos mucho más eficazmente, ya que una vez la imprenta estaba configurada, se podían emitir cuantas copias se quisiera de una obra.

Finalmente, con el surgimiento de las tecnologías de la información, se está dando una nueva revolución en los métodos de generar información y de salvaguardarla de desastres. Pero el exceso de confianza puede dar al traste con aquello que pensamos que está asegurado. Muchos autores indican que la actualidad será, en el futuro, una época oscura en el sentido de que la información original que generamos no va a durar en el tiempo tanto como la que generaban nuestros antepasados, pues cada avance tecnológico supone medios más degradables que el anterior.

Las copias de seguridad informáticas

En cuanto a la actualidad, venimos observando como muchos usuarios y empresas dan por sentado que datos como su correo electrónico están seguros ya que están «en la nube». El problema de ésta aproximación es que la nube de por si no es un sistema de copias de seguridad. Los datos pueden tener muchos percances desde el momento en que son creados y la nube protege frente a algunos, pero no frente a todos.

La nube
La nube no es un sistema de copias de seguridad por si misma

Subir tus fotos al cloud de Google Fotos asegura que no las pierdas, en una calidad más baja, la próxima vez que se te rompa el teléfono, pero no está exenta de riesgos. Por ejemplo, si intencionadamente eliminas un fichero en la nube pero al cabo de un tiempo lo necesitas, ya no dispondrás de la copia. Otros riesgos, como no recordar los datos de acceso, dejar de pagar la suscripción en liza sin descargar los ficheros necesarios o que la empresa con la que tienes contratado el servicio en la nube lo cierre y no percatarse de ello hasta que es demasiado tarde, son también inherentes a confiar en este sistema de copias de seguridad.

Por otro lado, para aumentar la fiabilidad del dato y los tiempos de acceso al mismo, se han creado sistemas conocidos como RAID que protegen frente a roturas de uno o más discos duros. Dependiendo del RAID utilizado, el dato puede estar:

  • Sin replicación. Si un disco falla, toda su información se pierde.
  • Replicado en varios discos. Si un disco falla, se utiliza el otro para recuperar los datos y volver a poner en marcha el sistema
  • Distribuido sin recuperación. Si un disco falla, se puede saber que la información contenida no es fiable. No se puede recuperar la información.
  • Distribuido con recuperación. Si uno falla, se puede obtener la información original a partir de los datos de los demás y se podrá reemplazar el disco fallido.

Los sistemas RAID con distribución de los datos con recuperación son los más seguros y rápidos, dando la opción de escribir en múltiples discos simultáneamente. Pero no están exentos de problemas. Principalmente los mismos que teníamos en la nube. Esto sucede por que no son sistemas de copias de seguridad, sino de fiabilidad y velocidad.

¿Que sucede cuando se borra un fichero accidentalmente o intencionadamente, pero se necesita de nuevo en el futuro? Si sucede un desastre y múltiples o todos los discos fallan simultáneamente, ¿no se puede recuperar el dato?

En ambos casos el dato se ha perdido y no se podrá recuperar. Así, en la actualidad, se tiende a pensar que los datos están seguros cuando realmente no lo están tanto.

Haciendo lo necesario

Para asegurar los datos, es necesario establecer una política de copias correcta. Estas políticas tienen que tener en cuenta casos de catástrofe, pero no solo eso. Ataques malintencionados de terceros, virus informáticos, empleados descontentos o maliciosos son todos amenazas potenciales a los datos de una empresa o de un particular que tienen que estar protegidos de forma segura.

En una política de copias de seguridad se deben tener en cuenta los datos vivos y los datos inactivos. Los datos vivos cambian constantemente. Son datos en movimiento, facturas sin pagar hoy y pagadas mañana con el justificante adjunto, fotos que todavía no hemos pasado por Photoshop, pero este fin de semana cambian, blogs a medio escribir, etc.

Idealmente, se copiarían todos los datos y todo su recorrido hasta quedar como datos estáticos, pero eso no es posible, por lo que hay que disponer de una política que asegure la mayor cantidad de datos posibles.

Se estima que una medida correcta de la capacidad de almacenamiento necesario para copias de seguridad son unas 20 veces los datos que se desea estén replicados. De esta forma, se realizarán copias 1 vez al dia durante 7 días, 1 copia semanal durante 4 semanas y 1 mensual, y una copia anual.

El mantenimiento de dichas copias debe incluir pruebas de disponibilidad y recuperación en caso de desastre. Particularmente, las copias de sistemas, como las del ERP de su empresa, deben poder replicarse en un servidor de réplica y funcionar como si fueran el original, lo que se debe asegurar mediante pruebas de contingencia.

Además las copias de seguridad no deben estar permanentemente conectadas. Un sistema de copias debe contemplar copias desconectadas para asegurar que un atacante o virus no pueden acceder a ellas y destruirlas simultáneamente a la destrucción de los datos originales.

Conclusiones

Las copias de seguridad son una parte fundamental del funcionamiento de toda empresa y de la seguridad de los particulares. Su correcto funcionamiento y su disponibilidad son requisitos básicos.

Mantenga siempre una política actualizada de copias de seguridad y pruebas de contingencia para asegurar que todo en su empresa puede volver a funcionar correctamente después de un desastre o ataque.

No confíe en la nube o en sistemas de réplica para almacenar sus datos de forma segura. La forma segura de almacenarlos es mediante backups periodicos y aislados, que eviten la pérdida accidental y los ataques o catástrofes.

En EquipoIT trabajamos para que sus datos estén siempre disponibles, y nuestras políticas de copias de seguridad pueden incluir copias en la nube y en discos propios.

Tags: Backup, Copias de seguridad, Mantenimiento, Soporte